Previsión de chubascos en Extremadura para este miércoles. / AEMET

El verano comienza con lluvia en Extremadura

La Agencia Estatal de Meteorología prevé chubascos en gran parte de la región para este miércoles

Rubén Bonilla
RUBÉN BONILLA Badajoz

Los chubascos regresarán a la región esta semana. Tras la ola de calor que asoló la semana pasada Extremadura, la Agencia Estatal de Meteorología prevé lluvias para esta semana aunque de escasa cuantía.

Para este martes se espera cielo poco nuboso por la mañana, con nubosidad de evolución por la tarde. Además, no se descartan chubascos dispersos y de escasa intensidad en la Sierra de Gata y valle bajo del Tajo por la tarde.

Las temperaturas mínimas van en descenso y las máximas con pocos cambios o en ligero ascenso, especialmente en el sudeste de Badajoz. Así, se espera que la provincia de Badajoz esté entre los 28 grados de máxima en Mérida y los 7º de mínima en Fregenal de la Sierra. En la provincia cacereña se alcanzarán los 28 grados en Navalmoral y las mínimas no llegarán a los 8 grados en Piornal.

Ya el miércoles la lluvia se extenderá a muchos puntos de la región. El día comenzará con bancos matutinos de nubes bajas, nieblas y brumas tanto en los valles del Tajo como del Guadiana. Habrá nubosidad de evolución por la tarde y llegarán los probables chubascos vespertinos a las sierras del norte de Cáceres, valle del Jerte, valle bajo del Tajo y a la Sierra de San Pedro, pudiendo extenderse al este de la provincia, aunque con menor probabilidad. Tampoco se descarta el agua de forma dispersa en el tercio oeste de Badajoz.

Las temperaturas mínimas no tendrán cambios y las máximas irán en descenso. Para el miércoles se espera que sea en Badajoz ciudad donde se marque la máxima, con 26 grados de la provincia pacense y los 25 de Navalmoral de la Mata y Plasencia serán los valores máximos de la provincia de Cáceres.

Tampoco descarta la Aemet que el jueves se vuelva a recoger agua en puntos del Sistema Central y la sierra de Montánchez.

La previsión de temperaturas para el fin de semana es que no se alcancen los 30 grados en ningún punto de la región, por lo que la entrada de la estación del verano dará un respiro, en cuanto a temperaturas se refiere, tras el calor asfixiante de la primera ola de calor del año.