ENCICLOPEDIA ÁLVAREZ: EL MANUAL ESCOLAR DE LAS NOSTALGIAS

Portada de la Enciclopedia Álvarez. :: HOY

En las últimas décadas del pasado siglo 20, los nostálgicos nos encontramos de enhorabuena. Cuando hacía unos años vimos resurgir, nadie supo bien por qué, un interés inusitado por aquellos librotes de la vieja escuela aborrecida, la "Enciclopedia Alvarez" --que junto con el Quijote se convirtió para muchos en el gran best seller de las letras españolas-- volvió a editarse para disfrute de los viejos nostálgicos. En sólo una década aquella enciclopedia en tres grados, que hoy ocupa un lugar destacado en muchos de los hogares de nuestro país, hizo más por la sociedad española que el plan de estabilización del 59 y que el primer plan de desarrollo. Se vendieron millones de ejemplares en un momento como el de la posguerra en el que la ideología dominante impregnaba todos y cada uno de los poros de la vida social, política y cultural.

Esta obra, que se convirtió en aquella época en un producto familiar entre los españoles que tienen hoy entre los 50 y los 70 años, fue el instrumento con el que muchos aprendieron no sólo a leer, escribir y a hacer las cuentas más elementales, sino fundamentalmente a soñar, en un momento de carencias en el que era tan importante. Es evidente que el interés que por aquellos años pudo suscitar la reedición de este libro no se basaba en los contenidos en él recogidos --todos ellos obsoletos-- si no más bien en un recuerdo un tanto nostálgico de los mismos; la geografía de Africa que en la enciclopedia se explicaba ya no coincidía con la actual de aquellos tiempos y la forma de hallar la raíz cuadrada o la regla de tres compuesta también no era una práctica didáctica habitual. Pero cuando de recuerdos se trata, estas nimiedades parecen no importar.

Se cuenta, que la ausencia de una enciclopedia adecuada fue el motivo por el que Antonio Alvarez, maestro de un pequeño colegio de Zamora, decidió escribir a finales de 1950 y a los 29 años de edad, "desde dentro de la escuela conociendo las necesidades de niños y maestros" el libro que la realidad española reclamaba. Las dificultades con las que se encontró desde un principio no fueron pequeñas, "tras redactar el original en su totalidad, dice el autor, acudí a cuatro o cinco editoriales que rechazaron publicar mi enciclopedia por diversas razones. Cuando ya estaba dispuesto a arrojar la toalla otro maestro me puso en contacto con un pequeño editor que decidió arriesgar todos sus ahorros --75.000 pesetas-- en mi proyecto". De esta manera comenzó la edición del primer ejemplar de la Enciclopedia Alvarez, un pequeño libro que se publicó en el mes de septiembre y que gracias al boca a boca de los maestros interesados en contar en sus escuelas con una obra de esas características, se agotó el mismo mes.

Desde entonces hasta el año 1966 --nos cuenta un viejo librero-- "no tuvimos nunca ejemplares suficientes para abastecer la gran demanda". Fue este el motivo por el que la pequeña editorial zaragozana tuvo que recurrir de inmediato al trabajo de otros talleres en toda España. Las ventas, para tratarse de un libro escolar, fueron desde un principio millonarias.

En veinte años las ediciones de los libros del maestro Alvarez se multiplicaron por toda España; "El Parvulito", la Enciclopedia de primer, segundo y tercer grado, el libro del maestro así como el de iniciación profesional, superaron los 33 millones de ejemplares. Algo impensable para el pequeño editor zamorano que arriesgó sus ahorros en el ambicioso proyecto del maestro Alvarez.

Quizás los motivos del éxito de la eciclopedia haya que buscarlos "en la facilidad que tuvo para adaptarse a los cambios de sensibilidad que la evolución social y escolar fue marcando a nuestro país", según algunos especialistas en historia de los libros escolares. Lo que no podemos negar es que fue el lenguaje utilizado próximo a las expectativas de los docentes de la época y opuesto al empleado en los viejos mamotretos enciclopédicos, el que situó a la "Enciclopedia Alvarez" en un lugar no alcanzado hasta entonces por ningún libro escolar en España.

"Un lenguaje infantil por un lado, sencillo y atractivo a los escolares, junto con un lenguaje completo y documentado proyectado a los maestros" fue según el especialista en historia, Agustín Escolana, la razón que logró situar un libro del maestro Alvarez en todas y cada una de las estanterías de los hogares españoles.

Ya sea interesados por conocer lo que fueron las prácticas educativas durante la posguerra, o movidos por las nostalgias de una infancia cada vez más lejana, lo cierto es que más de cincuenta años después de su última edición la Enciclopedia Alvarez se ha convertido en uno de los libros más buscados en las ferias de lance, ocasión y bibliofilia, convirtiéndose en una de las piezas más solicitadas y codiciadas dentro de la etnografía escolar veterana. Los nostálgicos seguiremos acudiendo a las ferias del libro y a los mercadillos domingueros para rebuscar entre la multitud de libros con el fín de encontrar el objeto de nuestros recuerdos.