En el nivel 1, en las terrazas puede haber un máximo de diez personas por mesa y en el interior de los bares seis. / HOY

Restricciones por la covid-19 Extremadura sube a diez personas el límite en reuniones y aumenta los aforos

La Junta pide al Tribunal Superior de Justicia que la región pase del nivel de alerta dos al uno para poner en marcha las nuevas medidas

Álvaro Rubio
ÁLVARO RUBIO Cáceres

El Consejo de Gobierno de Extremadura ha aprobado que la región pase del nivel de alerta dos al uno y, entre las principales novedades, destaca que las reuniones serán de un máximo de diez personas (hasta ahora eran seis) y los aforos aumentarán en los diferentes sectores.

Para que estas medidas se pongan en marcha, la Junta lo ha propuesto al Tribunal Superior de Justicia de Extremadura, como hace habitualmente, y espera que dé el visto bueno este jueves. Luego se publicará en el DOE y entrará en vigor de forma inmediata.

Si esto se cumple, en el interior de los establecimientos de hostelería y restauración, ocio nocturno y locales de juego no se podrá superar el 50% y el límite por mesa será de seis personas. El consumo en barra seguirá prohibido.

En las terrazas al aire libre el porcentaje de ocupación será al 100% y el límite máximo por mesa de diez personas.

El cierre de los establecimientos se sigue manteniendo a las tres de la madrugada. El horario no aumenta por ahora para los que tenían licencia para cerrar más tarde antes de la pandemia.

Habrá que esperar a ver si eso sucede con la nueva normalidad que la región espera alcanzar la próxima semana, según el calendario que se marcó la Junta.

En cuanto a los lugares de culto, no podrá superarse el 50%. Las celebraciones de bodas tendrán las mismas restricciones que la hostelería y la restauración si se celebran en establecimientos o se desarrollan a través de 'catering' fuera de locales. Si no se hace en esos lugares el límite máximo será de 20 personas en espacios cerrados y 50 al aire libre. Además, seguirá sin haber pista de baile.

Casi todo al 75%

En los demás sectores, la mayoría de las flexibilizaciones pasan por elevar los aforos al 75%, como sucederá en los centros de ocio infantil, gimnasios, congresos, academias, autoescuelas, cines, teatros y auditorios. También estarán limitados a tres cuartos de su capacidad los locales comerciales y mercadillos.

Asimismo, las zonas comunes de los hoteles y albergues no podrán superar el 75%. Las casas rurales pasarán a poder contratarse por 20 personas.

Además, se eleva a mil personas los actos para los que es necesario solicitar permiso a la autoridad sanitaria, si bien se mantiene la necesidad de elaborar planes de contingencia aunque no se supere esa cifra.

Las principales medidas

  • Hostelería y restauración. En el interior no se podrá superar el 50% y el límite máximo por mesa será de seis personas. El consumo en barra sigue estando prohibido. En las terrazas será al 100% y el límite por mesa, de diez personas.

  • Aforos 75%. La mayoría de sectores se limitarán al 75%. Es el caso de los centros de ocio infantil, gimnasios, congresos, academias, autoescuelas, cines, teatros, auditorios, locales comerciales y mercadillos.

  • Casas rurales. Podrán contratarse por un máximo de 20 personas.

  • Lugares de culto y bodas. No podrá superarse el 50% del aforo en los lugares de culto. Las celebraciones de bodas tendrán las mismas restricciones que la hostelería y restauración. No habrá pista de baile.

La Junta ha propuesto la reducción del nivel de alerta al TSJEx porque según ha dicho el consejero de Sanidad, José María Vergeles, «la transmisión comunitaria está controlada, aunque se siguen dando brotes complejos».

La incidencia a los 14 días es de 68 casos por cien mil habitantes y de 29 a los siete. Es la primera jornada en la que las dos tasas están por debajo de la media española, que se sitúa en 74 y 30.

Todo apunta a que se cumplirá el calendario para llegar a la nueva normalidad, que se espera alcanzar la próxima semana, según lo marcado por la Junta. «Si todo van bien será a finales de septiembre», dijo Vergeles.

Añadió que la intención de la Junta es que en la nueva normalidad se relaje la mayoría de las medidas y se haga uso de las seis 'emes' (manos lavadas, metro y medio de distancia, menos contactos, mascarillas, máxima ventilación y me quedo en casa). No especificó si el ocio nocturno recuperará su horario anterior a la pandemia, si en las discotecas se podrá bailar o si en los conciertos se podrá estar de pie.

Además, este miércoles se celebró el Consejo Interterritorial de Salud y en él Extremadura volvió a reclamar una versión nueva del semáforo covid adaptado a la situación actual de inmunidad. «Lo pedimos para que la decisión de las medidas restrictivas tengan en cuenta indicadores de gravedad, como ingresos en UCI y no tanto la incidencia», explicó Vergeles.

En cuanto a la tercera dosis, la Ponencia de Vacunas sigue analizando si hay que administrarla a más grupos. Por ahora han puesto más de 1.800 inyecciones de refuerzo a personas inmunodeprimidas y mayores que viven en las residencias de la región. «Las personas de edad que están en domicilios puede que sean las siguientes», apuntó Vergeles, aunque dejó claro que no hay nada decidido.