Extremadura termina el año con 20.400 parados menos, la mayor caída de la historia

El número de personas registradas en las oficinas de empleo de Extremadura se sitúa en 92.203

LUIS EXPÓSITO Badajoz AGENCIAS

2021 ha sido el año en el que Extremadura ha registrado un mayor descenso del paro de la serie histórica.En ese ejercicio, la cola del Sexpe adelgazó en 20.476 extremeños, el 18,17%.

Sin embargo, caben varios matices a este dato. El más importante es que buena parte de esos parados que dejan de serlo perdieron su trabajo durante la pandemia. La covid ha puesto patas arriba el mercado laboral y por lo tanto también las estadísticas. También el descenso en la región es inferior al de la media nacional, donde fue 20,12%.

En todo caso, Extremadura cerró 2021 con 92.203 desempleados. Son 8.892 menos que en diciembre de 2019, cuando todavía no había pandemia. No se registraba un número tan bajo de parados a esta alturas del año desde 2006, cuando había apuntados 74.637 extremeños.

La importante bajada del paro se ha fraguado durante todo el año, de hecho la caída de diciembre fue moderada. En un periodo que suele ser bueno por las campañas de Black Friday y las Navidades, el mes pasado solo registró 411 parados menos.Descontando el año pasado por motivos obvios, es el peor dato desde 2014.

En diciembre los mejores datos los registró el sector servicios (-1.393 parados), así como al grupo de sin empleo anterior (-271). Tanto la construcción (573 parados más), la agricultura (498), y la construcción (182) registraron incrementos.

La afiliación también dio buenas noticias, aunque no tantas como el paro registrado. El año pasado el número de cotizantes se incrementó en 11.990 (3,06%) con respecto a 2021, y deja el número total en 403.671. Con respecto a noviembre, el número de afiliados creció en 221 (0,05%).

Reacciones

El secretario general de Empleo, Javier Luna, explicó que el descenso anual se ha producido sobre todo gracias al sector servicios (12.320 parados menos). Dos de sus principales actividades han vuelto a niveles de paro de 2019, la hostelería (-3.231), y el comercio (-1.915). Luna añadió que el descenso del desempleo ha impactado más entre las mujeres, gracias a los sectores públicos, la hostelería e incluso la agricultura.

Los menores de 30 años lideran por grupos de edad la bajada en 2021 con 7.473 parados menos, mientras que los mayores de 45 años bajan en 5.755.

Finalmente, Luna explicó que el 76% de la caída del paro ha recaído entre los menos cualificados (-15.586), seguidos por los titulados medios (-3.555), mientras que los parados de larga duración se reducen en un 24,41%.

Por su parte, Luis Alfonso Hernández Carrón (PP) lamentó que la región tiene un «peor comportamiento» en la recuperación del empleo que otras CCAA porque, a su juicio, el presidente Guillermo Fernández Vara está «aún a verlas venir».

Encarnación Martín Andrada (Ciudadanos) defendió que la Junta tiene que ponerse a trabajar «en serio con nuevas políticas de empleo» que generen oportunidades a la población.

Joaquín Macías (Unidas por Extremadura) destacó que en general la comunidad no ha sido de las más perjudicadas por el parón económico propiciado por la covid, aunque lamentó que pese a ello la región mantiene una serie de «defectos estructurales» que habría que corregir.

UGT Extremadura valoró de forma positiva la evolución del empleo en la región y confió en que la situación mejore con los acuerdos adoptados en materia laboral, a la vez que criticó el crecimiento de los contratos a tiempo parcial.

CC OO estimó que los datos del paro «confirman la consolidación de la tendencia positiva» en la creación de empleo gracias «a la recuperación económica tras la pandemia y al conjunto de medidas que se acordaron entre sindicatos, patronal y Gobierno para paliar sus efectos en el mercado de trabajo».

Javier Peinado (patronal Creex) afirmó que los datos resultan «sorprendentes» para un mes de diciembre por la débil bajada del desempleo, una cuestión que merece un análisis más sosegado. Para él, es llamativo que realmente se esté generando actividad pero el empleo se ralentice.

Finalmente, desde la nueva patronal Ceade se alertó de los posibles efectos negativos que puede tener en el mercado laboral el incremento de los costes de producción y la subida en la cuota de autónomos, después de un año 2021 que ha sido positivo para la región en términos de empleo.

Datos nacionales

En el conjunto nacional, el paro registrado en las oficinas de los servicios públicos de empleo registró en 2021 un descenso de 782.232 desempleados (-20,1%), su mayor caída anual de toda la serie histórica comparable, iniciada en 1996. Hasta ahora, la bajada más pronunciada del paro era la de 2016, cuando se contabilizaron 390.534 desempleados menos.