LA MÚSICA Y SUS MANIFESTACIONES CULTURALES EN PUEBLA DE LA CALZADA

Raíces Poblanchinas durante uno de los conciertos programados con motivo de la Semana Santa. :: T. G.
COLABORACIÓN

Como en cualquier otro lugar, Puebla de la Calzada sabe por tradición de música. Sus manifestaciones se abren en abanico, se forman grupos, se investiga, se trabaja a fondo para, al mismo tiempo que gozan con este arte, sirven para que los demás aprecien sus logros culturales y musicales. Es verdad que en nuestro pueblo no existe 'Juventudes Musicales' y bien que se lamenta de esta ausencia. Su organización ofrecería la oportunidad de escuchar conciertos de todo tipo, y el melómano vería realizada su más ansiada aspiración. Pero, no. El aficionado ha de trasladarse a otras ciudades si quiere oír al virtuoso que ofrece selectas composiciones clásicas o modernas. Bien se podría vencer las dificultades propias y conseguir para Puebla esta organización musical que significaría otra fuente de cultura para el pueblo poblanchino.

Aunque no exista esta organización de 'Juventudes Musicales', sí en cambio tenemos una Coral que a lo largo de sus veinte años de existencia ha cosechado rotundos éxitos en cuantas actuaciones ha participado. Su director, lleva con acierto y maestría al grupo a la perfección, sensibilizándolo y logrando que cada uno saboree la belleza armónica de su vasto repertorio. Hemos de resaltar el mérito sobresaliente de cada componente de la Coral que acude puntual a los ensayos, sin desmayo ni cansancio.

Bien es sabido que la continuidad de este meritísimo grupo -escaso número de voces si pensamos en la cantidad de habitantes del pueblo- está en función del sacrificio que sean capaces de realizar, porque las horas que se han de dedicar a los ensayos suponen privaciones de todo tipo. Pero basándonos en la afición secular por la música de este pueblo, nos atrevemos a confirmar que ni el desánimo, ni el cansancio podrá con ninguno, sino que estarán siempre dispuestos a seguir hacia adelante y lograr que la Coral llegue a sonar fuera de nuestros muros con la admiración y el aplauso que deseamos.
Los componentes de la Masa Coral de Puebla de la Calzada hacen cultura y llevan cultura con el instrumento de sus voces. Ciñámonos en estas líneas a poner de manifiesto la trayectoria de unos hombres y mujeres que saben hacer melodías interpretando partituras.

Otro aspecto del arte musical, variación ésta de la que hay que ocuparse también, la constituye y la personifica Gregorio Montero y Felipe León, dos hombres que habríamos de definirles como prototipo de la constancia. Es digno de destacar la abnegada dedicación de estos dos veteranos artistas que la música es para ellos su más completa satisfacción. Sus muchos años como profesionales avalan el prestigio, de dos vidas dedicadas con todo el amor al noble arte musical.

Por otro lado, la nota simpática y entrañable saben ponerla los integrantes de la 'Banda de Música de Puebla de la Calzada'. Sus bien logrados acordes y rítmicos aires musicales son reconocidos y celebrados cuando armonizan las fiestas Patronales y los desfiles procesionales. Es digno de aplauso porque su director y ejecutantes ofrecen un ejemplo de constancia y sacrificio cuando están empeñados en algo tan loable como es el arte y la belleza de la música.

El Coro 'Raíces Poblanchinas' es otro ejemplo a seguir, ya que han conseguido recopilar bailes y canciones abandonadas, como son las que se cantaban y bailaban en las Romerías. Como dato positivo de este Coro se ha de decir que emplean muchas horas en aprender y difundir nuestras raíces, trabajando desinteresadamente en esta misión los mismos componentes del Coro. El extremeñismo de esta agrupación musical, de personas de ambos sexos, en la que se van entrelazando las notas musicales para que, en su conjunto, salga armonizada la obra a interpretar, ha quedado expuesto en cuantas actuaciones en público han realizado. En su palmarés consta que en sus actuaciones llevan el mensaje de su arte y la belleza de nuestro folklore, y en nuestro pueblo han conseguido la felicitación más sincera por la perfección en las distintas interpretaciones de nuestros bailes. Su aportación a la cultura del pueblo constituye un pilar fundamental a la hora de hablar de 'Raíces Poblanchinas', un Coro empeñado en revivir el folklore de nuestra región y un ejemplo claro de cómo saben llenar el ocio de contenido, lleno de vibraciones y matizado de arte multicolor.

Un creciente despertar cultural se palpa en Puebla de la Calzada. La música, la cultura, el arte, las asociaciones... todo un ramillete de variedad en el que cada cual puede encuadrarse según sus gustos y preferencias: Aula de Música, Coro Amadeus, Escuela de Baile Al Compás, otro canal en el que puede encauzar el tiempo libre el poblanchino, ya que Al Compás tiene una larguísima trayectoria en la enseñanza del baile de salón y bailes latinos, lo que garantiza el aprendizaje y, también, una forma estupenda de ponerse en forma (perdón por la redundancia) que está muy en auge en la actualidad.