Nuevo robo en Cabo Montajes Eléctricos

La empresa eléctrica ha sufrido más de 30 robos en los últimos 5 años y su gerente, Alonso Cabo, se muestra abatido

Robo de cobre

La pasada noche, alrededor de las 23 horas, unos desconocidos accedieron a las instalaciones de "Cabo montajes eléctricos" en la carretera de Lobón - La Roca, junto a la rotonda de acceso a Puebla de la Calzada y perpetraron un robo de material eléctrico además de ocasionar muchos destrozos en las oficinas.

Los ladrones consiguieron acceder a la nave industrial a través de un butrón en la parte trasera, tras lo cual consiguieron sustraer gran cantidad de cable eléctrico industrial de un alto valor económico por su composición en cobre, material muy demandado por bandas organizadas, la mayoría de origen de países del Este de Europa.

Además de la sustracción del material eléctrico, los ladrones consiguieron acceder a las oficinas de la empresa con la intención de obtener dinero en metálico, cosa que no pudieron lograr, ya que según reconocen personal de la empresa "nunca se deja dinero en las oficinas, son ya muchos robos y evidentemente, tomamos nuestras precauciones".

No consiguieron dinero pero si ocasionaron muchísimos destrozos en las oficinas, como roturas de puertas, cristales y demás mobiliario. La empresa cuantifica estos desperfectos aproximadamente en 2.500 euros.

Las alarmas que tiene dispuesta la empresa para prevenir estos robos, saltaron de inmediato y efectivos de la Guardia Civil se personaron en las instalaciones, aunque los ladrones ya habían desaparecido.

Afortunadamente, el material eléctrico sustraído, se ha podido recuperar, ya que los ladrones no pudieron cargarlo en una furgoneta que tenían previsto para su transporte, gracias a la rápida actuación en esta ocasión de la Guardia Civil, que casualmente había interceptado minutos antes a una furgoneta cerca de las instalaciones y quizás pudiera tener relación con los ladrones que estaban perpetuando el robo. Este extremo no está confirmado, ya que actualmente se están haciendo las pesquisas correspondientes por la Guardia Civil.

El material eléctrico robado estaba en las inmediaciones de la nave industrial, en una cuneta cercana a la carretera de Barbaño, preparado por los ladrones para que una furgoneta lo transportara a algún refugio que tuvieran preparado.

Según Alonso Cabo, gerente de la empresa "esto es excepcional en más de 30 robos que hemos sufrido en los últimos cinco años, donde nunca se ha recuperado nada de lo sustraído". Alonso incide en "la indefensión que sufrimos, donde nunca se ha recuperado nada, no tenemos conocimiento de que se haya detenido a nadie, siempre a costa nuestra ya que las compañías aseguradoras se niegan a cubrirnos los robos ni los daños que han causado".

Cabo comenta que otras veces ha sido aún peor "alguna vez se han llevado el material sustraído en nuestras propias furgonetas y han aparecido los vehículos en Guadalajara y Córdoba, pero el cable robado nunca apareció".

Alonso demanda más vigilancia para la zona además del peligro que supone para sus empleados "somos una empresa que da servicio 24 horas y alguna vez tememos que algún empleado acuda a las instalaciones por una urgencia con los ladrones dentro y las consecuencias pueden ser impredecibles, temiendo por su integridad personal, cosa que puede ocurrir en cualquier momento y producir una desgracia, ya que en una ocasión apareció un pincho detrás de una puerta preparado por si acudía alguien mientras robaban".

En cuanto a su prevención para los robos Alonso remarca que "la empresa tiene tres sistemas de seguridad diferentes y los ladrones consiguen destrozarlos".

El problema del robo del cobre cree "está en la comercialización de ese cobre, ya que está claro que el cobre proveniente del robo pagan el 20% del valor que tendrían que efectuar a una empresa. El cobre es muy caro, el sustraído anoche puede andar su precio de coste alrededor de 15 euros el metro, es un producto de mucho dinero y ahí es donde está el problema. Y no se erradica porque hay redes que se dedican a su compra para la exportación o para suministrar fábricas".

Más de 400.000 € de pérdidas por robo

Alonso Cabo se muestra desesperado "los robos de los últimos cinco años superan los 400.000 euros. Las pérdidas son cuantiosas, a veces los ladrones han desguazado transformadores que cuestan 12.000 euros cada uno y ellos consiguen obtener apenas 100 euros por el cobre que extraen de él, pero el transformador queda inservible, no tiene reparación y yo tengo que asumir todo su coste".

Achaca a casualidad el robo de anoche "el hecho de que después de bastante tiempo sin entrar una partida de cable en la empresa, ayer por la mañana entrara y por la noche se produjera el robo, quiero creer que es casualidad. El personal de la empresa es de absoluta confianza con muchos años de antigüedad, no se si estaremos vigilados por los ladrones, es todo muy complicado" añade.

Para Alonso la empresa queda muy tocada "la situación de la empresa después de 7 años de crisis económica y muchos impagados es crítica, estos robos nos terminan de dar la puntilla, ya hay mucha reincidencia".