El Club Ciclista Puebla en la Quedada del huevo frito en Badajoz

Los ciclistas poblanchinos fueron el grupo más numeroso de los participantes

CICLISMO

Alrededor de un centenar de bikers se citaron en el pabellón polideportivo de la barriada de Antonio Domínguez de la capital pacense, en lo que a priori iba a ser un buen día de ciclismo para el disfrute y convivencia entre bikers, se torció como consecuencia de la lluvia que acompañó gran parte de la ruta, desluciendo un bonito recorrido preparado por el club pacense.

Aún así, la convivencia entre los participantes muy fue buena y se estrecharon lazos entre el club organizador y el club poblanchino.

La ruta era muy asequible para todos los niveles, con un trazado de 40 kilometros muy llanos y sin ninguna dificultad técnica.

Como fin de ruta y de convivencia entre los participantes, el club Fortius organizó en un bar de la barriada de Antonio Domínguez, una comida que daba nombre a la ruta: un plato con dos huevos fritos con chorizo para cada uno de los asistentes. La organización tenía previsto instalar una barra en una calle aledaña al bar, pero que debido a la lluvia, no la pudieron montar.